Qué es la conexión compartida de datos y para qué sirve

El smartphone de un conocido puede salvarte la “vida”. Sí, como lo lees. Y es que muchas veces, cuando los datos móviles de tu tarifa se han diluido, como arena entre las manos, con tanto vídeo de gatitos en WhatsApp y no tienes la posibilidad de conectarte a algún punto de conexión Wi-Fi cercano (tachán) aún te queda la opción de que te compartan datos móviles, es decir, que un buen(a) amigo/a ceda parte de sus megas por una buena causa.

Desde la versión 2.2 del sistema operativo de Android, en la mayoría de los dispositivos, existe la opción de compartir nuestra conexión de datos y es tan sumamente sencillo que no te llevará ni dos minutos preparar todo para poder conectarte o ser tú el que suministre megas a alguien.

Cómo compartir tus datos creando un punto Wi-Fi con tu smartphone

Para empezar, si eres de los que usan Android, compartir tu conexión a Internet solo requiere tres pasos. Primero deberás pulsar sobre la opción de Ajustes > Conexión inalámbricas y redes > Anclaje a red y Zona Wi-Fi.

Ya, en función de tu dispositivo tendrías la opción de Anclaje de USB, opción que sirve para compartir tu conexión a Internet con un ordenador gracias a un cable USB, una segunda alternativa que sería Zona Wi-Fi portátil, para crear un punto de conexión inalámbrica, y la última de ellas, aunque la menos usada, Anclaje por Bluetooth.

 Tras la secuencia que te lleva a la opción Anclaje a red y Zona Wi-Fi de tu smartphone, podrás crear un punto Wi-Fi añadiendo un nombre, contraseña y tipo de seguridad en la red que quieras. A partir de ahí, tan solo tendrás que activar la opción de Wi-Fi en el segundo terminal, proporcionarle la contraseña a tu conocido/a y… ¡Listo!

 Pero y si tengo un iPhone…

La opción de la conexión compartida de datos también está disponible en dispositivos Apple. Deberás seguir la ruta Ajustes > Compartir Internet > Activar “Compartir Internet”. Antes de activar la última opción, asegúrate de que has configurado la contraseña adecuadamente. Después de hacerlo, habrás creado un punto de conexión inalámbrica para que cualquier dispositivo pueda conectarse a él. Al igual que en Android, también existe la opción de poder compartir Internet a través de USB o Bluetooth.

 Cómo llevar un control exhaustivo de tus datos

Ya seas el que pides el favor de que te compartan datos o el que lo concedes, la mejor alternativa para saber cuántos megas le quedan a tu tarifa es descargarse, de forma gratuita, la app de Weplan. Con ella instalada en tu móvil, podrás monitorizar cuántos megas consumes –además de los minutos para llamadas que te quedan-, en qué aplicaciones se te está yendo la tarifa de datos móviles y, además, te informaremos de las mejores tarifas existentes en el mercado que se adecúan a tus necesidades a un menor precio. Por si fuera poco, podrás incluso gestionar tu portabilidad directamente desde nuestra aplicación y gozarás de descuentos exclusivos solo por tenerla instalada. ¡Qué tus datos móviles no te dejen tirado/a!